Los vehículos de QLINE son accesibles a todos los pasajeros


Los vehículos de QLINE son accesibles y fáciles de abordar para todos los usuarios. Los tranvías tienen pisos bajos y las plataformas se encuentran a un nivel elevado para que la separación con el tranvía sea mínima. Los vehículos tienen grandes áreas a nivel del suelo para pasajeros de pie que también se pueden utilizar para acomodar sillas de ruedas y cochecitos para bebés. Las paradas se anuncian mediante sistema de audio y pantalla digital. 

Si el espacio lo permite, en la parte central de los vehículos de QLINE se pueden ubicar bicicletas. Se deben utilizar los espacios para bicicletas ubicados en la parte central. Si estos espacios están ocupados, deberá sostener su bicicleta en posición vertical durante el viaje. Los tranvías de QLINE también pueden acomodar cochecitos de bebé. 

En relación con el Artículo VI de la Ley de Derechos Civiles y el Artículo II del Acta para Americanos con Discapacidad, es la política de M-1 RAIL que ninguna persona, por motivos de raza, color, credo, sexo, edad, nacionalidad, orientación sexual, identidad de género, religión o pertenencia a otros grupos protegidos se excluirá de la participación en, se le negarán los beneficios de, ni será sujeta a discriminación.